Visual Storytelling, nuevas formas de márketing y comunicación

Estar en las redes sociales y basta, no asegura ni clientes ni éxito. Es necesario mucho más para conseguir que los potenciales clientes te sigan y que tu puedas reforzar tus relaciones. Para lograrlo, se ha desarrollado una disciplina del storytelling conocida como Visual Storytelling. Con el dominio de esta disciplina, aprenderás a contar historias con imágenes. Vamos a descubrirlo en profundidad aquí.

¿Qué se considera storytelling?

Hemos hablado de ello en otras entradas: el arte del storytelling es el arte de contar historias de forma atractiva y efectiva. En Internet, con la gran cantidad de interacciones que hay todo el tiempo, resulta imprescindible que nuestros post mejores su visibilidad, y para ello el storytelling tiene una aplicación muy poderosa. Pues el storytelling moderno, además de contar historias, busca cumplir objetivos: desde generar participación entre los usuarios, hasta motivas, informar o vender algo. Es decir, se aprovecha la narración de historias para enganchar al cliente potencial.

Pero no todas las historias funcionan. Es importante saber distinguir entre las historias valiosas (cuya efectividad se mide por la capacidad de trazar puentes con el usuario). Y para conseguir buenas historias es muy importante una buena planificación previa: saber a quién se la vamos a contar, y cómo.

El Visual Storytelling es una parte de la disciplina que se ocupa en concreto de narraciones con imágenes y/o vídeos en la red (sobre todo). Pues, qué duda cabe, el contenido audiovisual es el más efectivo en internet (por ejemplo, en Facebook las fotografías tienen más llegada que los textos llanos).

¿Donde aplicar el visual storytelling?

El alumno de visual storytelling aplicará sus conocimientos, sobre todo, en redes sociales especialmente pensadas para narrar historias audiovisuales:

– Youtube: En esta red social predominan los vídeos y las historias audiovisuales más elaboradas
– Instagram: Aquí se pueden realizar excelentes contenidos mediante fotografías y lograr mucho éxito.
– Facebook: En la red social reina, funcionan muy bien tanto imágenes como vídeo
– Pinterest: Curiosa red social en la que se puede aplicar visual storytelling con imágenes.
– Twitter: Clásica red social donde funcionan muy bien las microhistorias
– Vine: versión de vídeo de Twitter, para contar microhistorias en formato vídeo.

En estos medios priman los contenidos audiovisuales, y triunfan sobre todo aquellos que tienen detrás una buena historia. Aquí el antiguo “arte de contar historias” adquiere mucha relevancia y se vuelve imprescindible para alcanzar el éxito comercial y de público.

¿Qué aprenderé si estudio visual storytelling?

En un talles de visual storytelling el alumno aprenderá a narrar historias utilizando tan sólo fotogramas, vídeos y otros contenidos eminentemente visuales. Se estudiará a los principales pensadores sobre la imagen y se enseñarán métodos prácticos para aplicar tanto en redes sociales como en presentaciones o ponencias. Todo ello, siempre, con una mezcla de profesionales del mundo de la literatura y del mundo de la empresa.

En Yo te cuento, escuela líder en Madrid de storytelling, se imparten cursos especializados (e incluso personalizados) de esta disciplina. La escuela goza de mucho prestigio porque no sólo tiene un profesorado especializado en márketing y oratoria moderna. En Yo te cuento trabajan también personas del ámbito de las humanidades que ofrecen una perspectiva fresca a las aplicaciones empresariales del storytelling.

Si quieres informarte más, sólo tienes que contactar con nosotros y preguntar por la disponibilidad de nuestros talleres y cursos, o por nuestros cursos personalizados exclusivos (no todos son en grupos), donde realizamos un seguimiento particularizado del cliente y de sus necesidades particulares, con ayuda en directo, contacto constante, clases magistrales y mucho más.

Yo te cuento Storytelling: Más información